Valeria Boglietti

Desde mi infancia me apasionó el deporte, sobre todo el atletismo, que practiqué durante algunos años y me hizo descubrir los beneficios de los estiramientos. Practico Yoga desde hace 18 años, mi primer encuentro fue a través del Yoga Sivananda que conocí en Italia. En el año 2000 viajé a la India para estudiar Ashtanga Yoga con Shri Patthabi Jois en el Ashtanga Yoga Institute de Mysore. Al año siguiente viajé a Pune, donde profundicé en el Iyengar Yoga. Conocí el método Pilates en el año 2002 en Londres y, posteriormente, en España obtuve los títulos de Instructora de Yoga, Instructora de Pilates y Entrenadora Personal.

Mi estilo une la precisión del Yoga Iyengar, la fluidez del Vinyasa Asthanga, la espiritualidad del Yoga Sivananda y la fuerza que aporta el método Pilates. Atraída en un principio por la efectividad del Yoga en cuanto a flexibilidad, movilidad e higiene postural, fui descubriendo, poco a poco, que su práctica constante aporta valiosos beneficios para la salud y la paz interior.

Ahora, para mí, practicar yoga es como respirar, una necesidad vital, una filosofía de vida positiva, un tesoro que comparto con mis alumnos en las clases y en los retiros. Y la práctica conjunta del Yoga con el método Pilates es el entrenamiento más completo y efectivo para el cuerpo y la mente, pues se consigue añadir a los beneficios que aporta el Yoga, una gran fuerza y estabilidad en la musculatura abdominal profunda, el eje del equilibrio del cuerpo, lo que nos proporcionará mayor seguridad y armonía.